AMOR Y ODIO

cadabalaParisIsisViudoFB

El odio no disminuye con el odio. Disminuye con el amor. Buda.

El pasado viernes, 13 de noviembre, el terror sacudió las calles de París. Todos sabemos lo que pasó, así que no voy a entrar ni a describir ni a valorar aquello. Únicamente voy a compartir algo que creo que merece mucho la pena ser leído. Algo que, según mi humilde opinión, contribuye de verdad a crear un mundo mejor del que ahora mismo tenemos. Un hombre destrozado por el dolor, un hombre al que le han robado lo mejor que tenía, un hombre al que le han desgarrado el corazón de la forma más cruel posible, se niega a odiar. Se niega a que la barbarie terrorista le cambie la vida. Y, sobre todo, se niega a que su hijo crezca rodeado de miedo y de odio. Toda una lección de vida y de amor. Ojalá su testimonio nos sirva como lección para vivir con mayor plenitud. Os dejo con Antonine Liris.

La noche del viernes ustedes robaron la vida de un ser excepcional, el amor de mi vida, la madre de mi hijo, pero ustedes no tendrán mi odio. No sé quiénes son y tampoco quiero saberlo, ustedes son almas muertas. Si ese Dios por quien ustedes matan tan ciegamente nos ha hecho a su imagen, cada bala en el cuerpo de mi mujer habrá sido una herida en su corazón.

Así que yo no les daré el regalo de odiarlos. Ustedes lo están buscando, pero responder al odio con la cólera sería ceder a la misma ignorancia que hace de ustedes lo que ustedes son. Ustedes quieren que yo tenga miedo, que mire a mis conciudadanos con ojos desconfiados, que sacrifique mi libertad por la seguridad. Perdieron. Sigo siendo el mismo de antes.

Yo la he visto esta mañana, finalmente, después de noches y días de espera. Ella estaba tan hermosa como cuando partió el viernes por la noche, tan bella como cuando me enamoré perdidamente de ella hace más de 12 años. Por supuesto que estoy devastado por el dolor, les concedo esa pequeña victoria, pero esta será de corta duración. Sé que ella nos acompañará cada día y que nos volveremos a encontrar en ese paraíso de almas libres al que ustedes jamás tendrán acceso.

Nosotros somos dos, mi hijo y yo, pero somos más fuertes que todos los ejércitos del mundo. Y ya no tengo más tiempo para darles, tengo que volver con Melvil que ya ha despertado de su siesta. Tiene apenas 17 meses de edad. Va a comer su merienda como todos los días, después vamos a jugar como siempre y, toda su vida, este pequeño niño les hará frente siendo feliz y libre. Porque no, ustedes no obtendrán su odio.

Anuncios

Un comentario en “AMOR Y ODIO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s